A CADA COÑO SU NOMBRE

Recopilamos un viejo artículo de los nombres que se usaban para definir los distintos tipos de coño.

¿y tu? ¿ahora como los llamas?

Artículo publicado en la Revista de Noviembre 1998

A CADA COÑO SU NOMBRE

Señores seamos razonables, dejemos las modas a otro lado y empecemos a llamar a cada cosa por su nombre. Nada de llamarle al perro “Chochito” y al coño “Pelusín”.
Está bien claro que a eso que las mujeres tienen entre muslo y muslo, se le llame de mil formas cariñosas, pero por lo menos que se las denomine con el apelativo correspondiente. Para aquellos que aún no tenéis claro cómo llamarle al coño de vuestra querida, aquí va un buen lote de apelativos y sus definiciones.

COÑO: Eso lo son todos, pera hay que saber llamarlo así en su momento ¡Pero que coño más salao que tienes!.

CHOCHO: Esos suelen ser coños más apetitosos, se les denomina de esta manera en momentos cumbres: “¡Te voy a meté mano en tó er Chocho, cordera!”, pero de chochos hay muchas clases, así que mejor será conocerlos todos…

CHOCHO A PILAS: Aquel que cuando lleva mucho rato funcionando pierde potencia: “¿Me vas a dejar así de colgao…? anda y que te zurzan Chocho a pilas”.

CHOCHO ELÉCTRICO: No es que sea el más moderno, pero si el que triunfa más en la vida moderna. Es ese tipo de coños que no se cansa nunca de tener visita. “Jo, la tía es insaciable, tiene un Chocho eléctrico… ¡uau!”.

CHOCHO MECANICO: Es ese tipo de coños que no se mueven, a esos al que tú has de darle marcha porque si no no acabas nunca: “¡Pero, quieres moverte ya, Chocho mecánico!”.

A CADA COÑO SU NOMBRE
A CADA COÑO SU NOMBRE

CHOCHO LOCO: Esos que cuando tienen calentura, no los para nada del mundo. Este tipo de coños es capaz de dejarte molido de un polvo. “¿Otro…?. Pero si me tienes molido, Chocho loco.”

CONEJITO: Es cualquier coño mimoso que quiera marcha cuando tú se la pides: “Anda Luisa, déjame que juegue con tu conejito.”

ALMEJA: Eso, aunque sepa mal reconocerlo, son esos coños usados hace un momento, que huelen a sexo. “hay que ver cómo te canta la almeja.”

CASTAÑA: Suelen ser más o menos los coños tipo ALMEJA, pero cuando aún están en caliente, porque en fríos no tienen gracia: “¡Que Castaña tan caliente me llevas. Ah, aaahaaa…!”

CHICHI: Lo suelen decir los reprimidos, aquellos que no se atreven a ser groseros ni aun cuando hay que serlo. También lo utilizan los que tienen frenillo, porque les resulta más fácil que decir Chocho: “Amorcito, que chichi más bonito tienes…”

CHUMINO: Lo llaman así aquellos que no tienen suficiente imaginación para llamarlo de otra manera, los de pueblo. “Vamos, al huerto, Chumino mío…”

A CADA COÑO SU NOMBRE
A CADA COÑO SU NOMBRE

PATATA: Dícese aquellas que no tienen un pelo de tontas. “Juan, ¡sorpresa!, me he depilado la patata.”

COSITA: Es el apelativo que utilizan los hombres cariñosos con sus mujeres inteligentes que, hasta del sexo, llaman así a su aparato más querido. Ya que éste es el que les proporciona la felicidad. “Pepe, amorcito, ven a divertir a mi cosita.”

ÓRGANO SEXUAL DE LA MUJER: Eso es lo que dicen los que aún son vírgenes; los que no saben lo que se están perdiendo: “¡Jo!. El otro día vi el órgano sexual de la María, jamás había visto nada igual.”