Al fin una americana que parece una europea en cada poro de su piel. Nada de rubia oxigenada ni de sexo ñoño. Comenzó como modelo erótica y pronto pasó a actriz porno eventual para la productora Burning Angel, especializada en alt porn y chicas tatuadas. Desde que esta chica desfloró su ano en el X, no para. Lejos quedan los tiempos en que una actriz conservaba su virginidad anal en pantalla durante muchos años. Afortunadamente el camino a la fama ya pasa por ser buena en todo, y el anal es un valor más. Os presentamos a la que buen seguro será una de las estrellas del panorama actual.