Simplemente unas líneas para destacar a uno de los fotógrafos más de moda de los últimos tiempos. Mike, americano nacido en los sesenta abandonó pronto los estudios y se dedicó a viajar por el mundo. Le apasionaba ir haciendo fotos de gente y lugares por los que viajaba.

En realidad hacía simplemente eso: tomar fotos de lo que su ojo veía, porque jamás ha estudiado fotografía y ha sido completamente autodicacta. Ha pasado olímpicamente de los cánones impuestos por la industria de la moda, y pese a ello ha llegado a situarse y ser aceptado entre los grandes como Richard Kern y Terry Richardson.La mejor manera de conocerlo es a través de sus propias palabras: “nunca he estado interesado en el estilo de las revistas de moda, tan vacuo, artificial y pretencioso. Siempre he sostenido que cuanto más se agrega en términos de iluminación, maquillaje, etc… más se devalúa la fotografía. La imagen ha de tener algún valor real para que ésta sea veraz… El modelo es el elemento más importante en mi trabajo. Si estoy caminando por las calles de París o sentado en el metro de Moscú, siempre estoy en busca de esa cara”.

Pero lo que realmente importa son las fotos que siguen. En todo caso, puede que los rostros sean hermosos, pero estoy seguro de que más de un convendrá conmigo en que pone especial atención a las tetas de sus modelos, y también resaltan esos deliciosos pubis depilados.