El ambiente Swinger recluido a lo virtual

Si hay algo que el Coronavirus no se ha llevado por delante es el deseo sexual.