Todo empezó sobre la 1 de la madrugada, el club estaba muy concurrido, tanto en la barra como en los sofás. También se animaron dos parejas en la cama, las cuales nos estuvieron dando una sinfonía de gritos de satisfacción (sobretodo las mujeres) ya que se lo estaban pasado de un gusto impresionante y a su vez haciendo subir el líbido de los presentes. Esto duró como una hora, mientras los que estábamos en la barra disfrutábamos de los surtidos de canapés que eran exquisitos y dialogábamos con otras parejas en plan distendido y relajado. A las 3 de la madrugada en la pista de baile nos hicieron un espectáculo en la barra. Nuestra amiga Sonia Lyon nos hizo unos números que nos dejaron con la boca abierta. Empezó suavemente con un conjunto muy sexy y paulatinamente se fue desprendiendo de todas sus piezas hasta quedar completamente desnuda y así poder contemplar su bellísimo cuerpo. Cuando terminó hubo tantos aplausos y felicitaciones que tal como estaba nos volvió a deleitar con más números, lo hacía tan bien y estaba tan a gusto que tanto ella como todos los presentes nos lo pasábamos pero que muy bien.
Y como no, al termino del espectáculo la Patty y el Carlos nos sacaron el pastel de cumpleaños de tres pisos, como podéis apreciar en las fotos. Aparte de estar suculento, su decoración era de lo más erótica posible ya que las mujeres se comian las pollas de chocolate y los hombres los coñitos también de chocolate. Carlos y Pepitu nos sirvieron cava a gogo y más canapés, fue en ese momento cuando empezó la segunda parte de la fiesta aunque ya eran las cuatro. La gente pasó al sector de las camas para desarrollar sus fantasías sexuales, se montó una de dios que era para estar y verlo in sítu, unos encima de los otros, otros acariciándose hasta el orgasmo… Bueno en fin era un gustazo.
Nuestra anfitriona se retiró sobre las cinco de la madrugada, contenta y a la vez cansada pero en el fondo muy satisfecha ya que los clientes y amigos estuvieron en este 13 Aniversario y no le fallaron.